26 diciembre 2010

Maldita Nerea & Los Delinqüentes El secreto de las tortugas

descubre costumbres curiosas en distintos países para recibir con suerte 2011

La tradición en España marca que hay que tomar doce uvas coincidiendo con las doce campanadas que despiden cada año. Si además se lleva ropa interior de color rojo y se brinda con cava y algo de oro en la copa, todo irá fenomenal. El buscador de vuelos Skyscanner.es te descubre otras curiosas formas de dar la bienvenida al Año Nuevo en distintos países.

Japón. Nada de 12 campanadas. Hasta 108 veces tañen las campanas de los templos japoneses para conmemorar la llegada del nuevo año. Se trata de una tradición cuyo objetivo es liberar del mal el período que empieza: cada campanada hace referencia a un deseo terrenal que hay que mantener alejado.

Italia. Se despide el año comiendo muchas lentejas, cuantas más se coman mejor será el año. Ellos fueron los primeros en proponer que las mujeres deben llevar lencería roja.

Dinamarca. Los daneses, según ha comprobado Skyscanner, muestran el aprecio por sus amigos lanzando ante sus casas los platos viejos que han ido acumulando durante el año. El número de buenos amigos que uno tenga será proporcional al montón de platos rotos que encuentre en su puerta.

Colombia. Hay que recibir la medianoche de pie y dar un portazo cuando suenan las doce para alejar de la casa a los malos espíritus.

México. Los mexicanos aseguran que pasearse esa noche con una maleta favorecerá los viajes en los meses siguientes.

Rusia. Para los niños rusos, el Año Nuevo viene a ser como la Navidad para la mayoría de los niños europeos. Y es que ese día pasa por sus casas el Abuelo del Hielo, una especie de Papá Noel.

Alemania. Aquí nació el primer árbol adornado en 1605, al Reino Unido solo llegó en 1829. En la noche de fin de año es costumbre dejar algo de comida en el plato para asegurarse prosperidad en el año nuevo.

Argentina. La tradición manda despedir el año con fuego, por lo que se construyen muñecos de madera, tela y papel para luego quemarlos, como un rito purificador, una forma de deshacerse de todo lo malo que trajo el año que acaba.

Australia. A los australianos, según Skyscanner, les gusta recibir el año con ruido. Cuando el reloj marca la medianoche, por doquier empiezan a oírse silbidos, bocinas de coche, palmadas y campanadas.

Brasil. Aquí se despide el año, si se puede, en las playas, vestidos de blanco, saltando sobre siete olas y depositando barquitos con velas en el mar.

21 diciembre 2010

11 diciembre 2010

Enrique Iglesias, Juan Luis Guerra - Cuando Me Enamoro


PARA MI AMOR, ISA, UNA DE LAS TANTAS PERSONAS QUE NUNCA PISA ESTE BLOG :D

Enrique Iglesias, Juan Luis Guerra - Cuando Me Enamoro


PARA MI AMOR, ISA, UNA DE LAS TANTAS PERSONAS QUE NUNCA PISA ESTE BLOG :D

07 diciembre 2010

Giraffe (Rémi GAILLARD)

Se equivoca de número y le manda un SMS al fiscal del Estado para ofrecerle droga


El hombre de 26 años fue arrestado en Bloomington, EEUU


El error del delincuente. Un 'camello' de Martinsville, una ciudad de Indiana en EEUU, se equivocó al mandarle un SMS a uno de sus compradores. Intercambió el número y el mensaje en el que ofrecía su mercancía ilegal fue a parar al móvil del Fiscal del Estado. El hombre, de 26 años fue arrestado con cargos por tráfico y posesión de sustancias estupefacientes, según publica 'The Huffington Post' .

Shawn P. Means de 26 años fue detenido al intentar venderle medicamentos controlados al fiscal adjunto del Estado. Foto Herald Times

El fiscal Courtney Swank recibió un mensaje en el móvil oficial en el que se leía: "Roxy 250" . Al día siguiente recibiría otro: "Oye, viejo solo te digo si necesitas algo de Fortys", según ha explicado la policía.

Las frases escritas por Shawn P. Means se referían a la oxicodona y a otros potentes analgésicos que son adictivos.

El fiscal llevó su móvil al departamento de policía de la localidad y un detective "descifró" los mensajes escritos en la jerga de los vendedores ilegales.

El Fiscal, con asesoramiento de la policía, contactó con el vendedor y concertó una cita que llevó a la detención, según otros medios locales online.

En el momento del arresto, Shawn P. Means llevaba un envase de pastillas de clorhidrato de metadona de 10 miligramos. En el bote había una píldora de oxicodona o "Roxys," como se le llama en el mercado ilegal. También tenía 96 dólares en efectivo.

El hombre fue trasladado al Morgan Hospital, donde fue examinado por un médico antes de ser llevado a la cárcel.