25 febrero 2010

Avistado y grabado un pez serpiente de 17 metros


Ha sido grabado en el Golfo de México por las cámaras de un submarino sin piloto durante una búsqueda de la Universidad estatal de Lousiana



Si se quisiera extenderlo en toda su longitud, sería necesario subir hasta el sexto o séptimo piso de un edificio. Así de “alto” es el “pez serpiente”, grabado por las cámaras de un submarino no tripulado durante una investigación realizada por científicos de la Universidad Estatal de Louisiana en el Golfo de México, una de las zonas en el mundo más batidas para la exploración de petróleo.

El pez serpiente, cuyo nombre científico es Regalecus Glesne, se mostró a la cámara a unos 1.500 metros de profundidad y fue seguido por unos cinco minutos antes de que desapareciera de nuevo en el abismo. Sobre la base de las distintas grabaciones realizadas en diferentes lugares de su cuerpo se pudo establecer que su longitud alcanza los 17 metros. Hasta ahora se suponía que dicho pez pudiera alcanzar una longitud máxima de unos 10-11 metros, dado que los ejemplares pescados superan, sólo excepcionalmente, los 7-8 metros.

Por muchos es también denominado el rey de los arenques porque algunas veces se encuentra en las proximidades de los bancos de arenque. Tiene un cuerpo cintiforme y sin escamas. Se trata de una especie batipelágica que vive entre la superficie y los 3.000 metros de profundidad. Por sus características inicialmente fue considerado un animal legendario, pero luego fue capturado y los biólogos marinos y los científicos se han explicado muchos de los avistamientos, un poco por todo el mundo, de “monstruos marinos’.

La singularidad del hallazgo fue testimoniado por Mark Benfield, que teledirigía el submarino: “Al principio dimos poca importancia a lo que la cámara estaba grabando, ya que parecía estar ante uno de los muchos tubos que se utilizan para la perforación petrolífera, pero cuando enfocamos la cámara nos dimos cuenta de lo que estábamos observando.

El pez que estaba en el fondo se puso en movimiento y fue seguida de inmediato por la cámara. La grabación parece ser la primera de un espécimen vivo que nada a esa profundidad. El animal se mueve ondulando su columna vertebral, dándose a sí mismo el impulso necesario para alcanzar una velocidad considerable.

La búsqueda de ejemplares similares hace parte del proyecto Serpent del Centro Oceanográfico Nacional, de Southampton, en los Estados Unidos. “La investigación en estas aguas se subvenciona por quienes están haciendo perforaciones y exploraciones petroleras y el resultado es el mejor agradecimiento a los esfuerzos realizados”, dijo Benfield.

Pero el descubrimiento del excepcional pez serpiente no es el único. De hecho, durante las inmersiones del submarino, se han seguido peces de los que se conoce poco sobre su comportamiento en las profundidades, su hábitat principal.

como bailar un rayo de sol...

19 febrero 2010

policia vodafeteision careision rumaneision


Profesora rumana abofetea a un policia

El tatuaje en el pene, una costumbre prehistórica y dolorosa que persiste

La mayoría de tatuadores se niegan a hacerlo

Dibujar el falo no es más difícil ni arriesgado que otra zona de cuerpo

Es necesario mantener el pene erecto mientras hacen el tatuaje


Decorarse el pene no es tan raro como puede parecer. Las primeras evidencias de dibujos en los genitales datan de la Prehistoria. Desde entonces el hombre no ha dejado de tatuarse el pene. Los tatuadotes aseguran que no es más complicado ni peligroso, aunque "sí más doloroso", que en otras partes del cuerpo. Lo difícil es encontrar a alguien dispuesto a trabajar en los genitales. El pene debe permanecer erecto durante todo el proceso.

el Museo Schloss Hohentubiengen de Tübingen, Alemania, tiene una de las piezas con forma fálica hallada en el yacimiento de Vogelherd.

Hoy por hoy, la cultura del tatuaje en los genitales se mantiene. Tatuar un pene no es más difícil, ni supone más riesgos que dibujar cualquier otra parte del cuerpo. Si se hace con las "condiciones higiénicas", el "material adecuado" y "sin productos tóxicos" no debe haber problemas de ningún tipo, explica el dermatólogo Carlos González del departamento del hospital de Getafe. Es más, "los genitales cicatrizan muy rápido", añade.

No obstante, alguna vez se pueden producir hematomas porque la dermis es muy fina y la zona está muy vascularizada, comenta el doctor. Hay que ser "muy cuidadoso con la aguja" porque "si pinchas más de la cuenta se rompe la piel, que es muy fina, y se producen borrones", señala José Carlos de Chemical Tatoo.

Caro y doloroso

Entre los inconvenientes de tatuarse los genitales está el dolor ya que la zona es muy sensible, explica el dermatólogo.

Otras de las dificultades es hallar un tatuador dispuesto a trabajar en el pene. La mayoría se niegan y eso encarece el precio, a veces, hasta lo duplica, nos explica Carmen Carro, portavoz de Tatoo Center. Para dibujarse el miembro viril es necesario mantenerlo erecto. Aunque en la Red circulan rumores de hay quien se ayuda de la viagra, los tatuadores explican que esto puede impedir clavar la aguja y los médicos recuerdan que este medicamento no debe tomarse sin receta.

En la Prehistoria

Datan del Paleolítico las primeras piezas de arte mueble que representan el falo masculino en erección. La representación de los genitales, masculinos y femeninos, en la Prehistoria eran "motivos más que habituales", recoge un artículo de la 'Revista de Urología' del que es coautor Javier Angulo, jefe de urología del hospital Universitario de Getafe.

En la actualidad el Museo Schloss Hohentubiengen de Tübingen, Alemania, tiene una de las piezas con forma fálica decorada que hacen pensar en la práctica de marcas ornamentales sobre los penes. Esta pieza es de hace entre 44.000 y 30.000 años. El trabajo de Angulo concluye que "en el lenguaje del arte paleolítico hay evidencias para considerar que el engalanamiento fálico a base de marcas, perforaciones y tatuajes fue una práctica posible y harto probable, desde hace más de 10.000 años".

A lo largo de la historia y de la geografía, los tatuajes en el pene, o en otras partes de cuerpo, se han venido repitiendo. Para algunas sociedades eran signo de distinción social, para otras tenían finalidades curativas y estaban relacionadas con la mitología.

15 febrero 2010

Libera - Sanctus

Oye pues buscando música para un teatro mirad que musica más cuca me he encontrado. (aunque seas muy heavy algún momento relax necesitaras, vamos digo yo)

La Paqui - Kusha las payas

Demasiado para ti

12 febrero 2010

No puedo vivir sin ti - Los Ronaldos (canción anuncio IKEA)

(canción anuncio IKEA) Espero que os guste, esta cuca la canción

09 febrero 2010

Temporal Tenerife febrero 2010

No sabemos si ha sido penalti, (por los pitidos) pero maaadre mia que sostion se pega esta señora

El curioso origen de la palabra "gilipollas"

Este consuetudinario epíteto de connotaciones peyorativas surgió de la figura de un alcalde de Madrid llamado Gil Imón. Otras fuentes apuntan a un fiscal de la época de Felipe III

TRAVESÍA DE GIL IMÓN -MADRID-

Quisiera conseguir, con el artículo que os presento esta mañana, que en vuestro rostro se dibuje una sonrisa acompañado de un ademán de desenfado y curiosidad.

En todo caso, mi noticia no pretende inflamar iras, réplicas furibundas o enojos; no busca caras largas crispadas por el enfado y la crítica. No quisiera ser la causa de ceños fruncidos o comentarios peyorativos contra mi persona.

La eleccción del tema de mi artículo matutino no guarda relación alguna con una malsana tendencia mía por abordar terrenos escabrosos y soeces. Detesto la grosería y me repelen sobremanera los términos peyorativos, las palabrotas, la falta de respeto, la vulgaridad y la descalificación irrespetuosa.

Sin embargo, como ávido explorador del léxico que soy he querido diseccionar las entrañas de un término de uso común y generalizado para desentrañar las claves de su origen prístino. Como vengo anunciando desde el inicio de página, esta noticia hay que tomarla con desenfado, pues no es mi intención hacer cátedra de mis pesquisas.

ORIGEN DEL CALIFICATIVO "GILIPOLLAS".

Tal vez debido a nuestro carácter latino, somos los españoles un pueblo dado a la verborrea, el histrionismo y la afectación exagerada en nuestro modo de comunicarnos con los demás. Gesticulamos, exageramos, definimos con parábolas, metáforas y chanzas ingeniosas a quiénes nos rodean. Tenemos también una tendencia en incremento al uso de neologismos, que con el uso, se acaban incorporando al vasto universo del lenguaje.

Es moneda de cambio habitual utilizar toda suerte de epítetos y términos peyorativos para describir a un conocido o a un individuo a quién se toma como referente.

Tal vez uno de estos calificativos más populares y extendidos es "gilipollas".

El origen de la palabra "gilipollas" podría provenir de un excelso fiscal de la época de Felipe III llamado Gil Imón

Existía en la época del Duque de Osuna, allá por el siglo XVI, un eximio personaje de alto copete llamado Don Gil Imón. Mis pesquisas derivan hacia el retrato de un destacado fiscal del Consejo de Hacienda de la época de Felipe III. Otras fuentes parecen indicar que este representante gubernamental era en realidad un insigne alcalde.

D.Gil Imón gustaba de codearse con gentes de las más altas esferas; acudía a reuniones de boato y pompa donde se debatía acerca de asuntos de estado de gran trascendencia.

Asistía a estos actos sociales siempre en compañía de sus dos hijas, una versión grotesca y antagonista de la beldad femenina que atesoran iconos clásicos como Marilyn Monroe, Elizabeth Taylor o la contemporánea Angelina Jolie.

A las muchachas, chavalas o jovencitas por aquel entonces se les denominaba "pollas". Como digo físicamente no eran agraciadas, y al parecer, a esta carencia física se sumaba una merma intelectual destacable. A bote pronto y por consenso general la primera impresión era que las chavalas o "pollas" eran notablemente lentas de entendimiento, lerdas.

Los eventos sociales en los que se involucraba D.Gil Imón eran iterativos y frecuentes. Su presencia en ceremonias, fiestas y compromisos no sorprendía a nadie, y mucho menos que acudiera siempre en compañía de sus hijas.

Cuando este fiscal se hallaba reunido sus hijas soportaban aquellas duras horas de tedio suspirando porque algún "pollo" o muchacho se les aproximase para llenarlas de consuelos y halagos.

Sin embargo, sus pretendientes, por procaces que estos pudieren ser, parecían poco inclinados a la lujuria o el romanticismo al comprobar que, aparte de adefesios, las "pollas" eran además bastante bobaliconas.

Así, de esta manera, cuando aparecía D.Gil Imón en compañía de sus hijas, se anunciaba: ¡!Ahí llegan D.Gil y sus pollas!

Rápidamente la asociación de ideas fue inevitable y los personajes de la época más proclives a la invención de mofas, la sorna y el ingenio comenzaron a fusionar en un mismo término o concepto la estulticia con las "pollas" o hijas del fiscal. Así, "Gil y "pollas" pasaría a ser cita o comentario explícito que aludía a la torpeza mental. Cuando uno quería señalar que alguien era o parecía alelado o corto de entendederas aludía a las "pollas" del fiscal D.Gil Imón.

PLANO DE MADRID, TRAVESÍA DE GIL IMÓN, (SEÑALADO EN ROJO ENTRE PSO.IMPERIAL Y RONDA DE SEGOVIA).

Sacado de VÍCTOR VIRGÓS. BLADERUNNER.BLOGDIARIO.COM